• Recomendamos lavar máximo a 40 °C.
  • No usar lejía ni blanqueador.
  • Lavar con la lavadora poco llena.
  • Tender estiradas y nada más terminar la lavadora.
  • Si eliges plancharlas, evita usar temperaturas superiores a 150 °C.
  • Puedes usar secadora, pero a temperatura reducida.